Ir al contenido

    Control de vertidos

    Control de vertidos

    En las últimas décadas el estado de las masas de agua ha mejorado ostensiblemente gracias al esfuerzo de las administraciones y de los sectores implicados para mejorar las condiciones de los vertidos de aguas residuales (Entes locales, Consorcios y Mancomunidades, Diputaciones Forales, Gobierno Vasco, Administración Hidráulica —URA, CHC y CHE— y Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente).

    Pese al avance logrado en las últimas décadas, las alteraciones derivadas de los vertidos (sin depurar o insuficientemente depurados, de origen urbano o industrial) siguen siendo una de las principales causas que condicionan la consecución de los objetivos medioambientales previstos para los ríos y las masas de agua en la CAPV.

    ¿Qué hace URA?

    • Por un lado, promueve la integración y la profesionalización del ciclo urbano del agua y colabora estrechamente con sus entes gestores, asistiéndoles en la consecución de sus objetivos (construcción de obra hidráulica, ayudas para la financiación de actuaciones...). Su buena gestión redunda en una mejor calidad fisico-química de las aguas.
    • Por otro lado, vela por que la ordenación territorial y los desarrollos urbanísticos pormenorizados prevean la conexión a un sistema general de saneamiento, y promueve la extinción de vertidos y su conexión al saneamiento, sobre todo de los vertidos que se dan en suelo urbano.
    • Asimismo, mediante el régimen de autorizaciones se establecen las condiciones en las que se puede verter al medio acuático, se inspecciona y analiza su cumplimiento, y en caso de incumplimiento, se instan a adoptar medidas correctoras.

    Tipología

    Urbanos

    Más del 75% del agua que se detrae de las masas de agua de Euskadi, se emplea en satisfacer la demanda del ciclo urbano del agua (casas, industrias, servicios...). De ahí que la forma en que este agua sea devuelta al medio tiene un reflejo directo en el estado de la masa del agua a la que se devuelve mediante el vertido. En consecuencia, se observa una relación directa entre, por un lado, la integración de sistemas de saneamiento y su profesionalización de una cuenca y, por otro lado, el estado de las masas de agua de la cuenca a las que se vierten las aguas residuales.

    Industriales

    Tanto los vertidos industriales directos (no conectados a redes de saneamiento urbanas) como los indirectos constituyen elementos significativos de presión sobre los ecosistemas acuáticos en buena parte de las cuencas de Euskadi y son fuente de contaminación desde el punto de vista de aporte de sustancias contaminantes prioritarias peligrosas o emergentes.

    En determinadas zonas, el vertido histórico y continuado de contaminantes de origen industrial y/o urbano ha generado concentraciones en agua significativas que, aunque con la desaparición de la fuente de contaminación o tras la aplicación de medidas correctoras hayan podido remediarse, han podido dejar sedimentos contaminados. Estos sedimentos se localizan, generalmente, en los tramos bajos de los ríos y en los estuarios, y constituyen a su vez una fuente de irradiación permanente de elementos contaminantes que puede afectar a los ecosistemas acuáticos.

    Otras fuentes

    Dentro de la amplia caracterización de los vertidos, merece la pena citar los problemas provocados por las actividades extractivas y por la acumulación en los suelos de residuos procedentes de distintas actividades. Aunque no tienen la enjundia que presentan los vertidos urbanos o los vertidos industriales, sí pueden afectar el buen estado de las masas de agua en el ámbito local. Por ejemplo, explotaciones de minas metálicas, canteras de áridos calizos, o la acumulación de residuos en los suelos producidas por las actividades industriales de décadas pasadas, las cuales han provocado o pueden provocar contaminación de las aguas subterráneas y superficiales y la afección a los ecosistemas asociados.

    Depuradora de aguas residuales en Agurain

    Objetivos

    Si bien la situación ha mejorado sustancialmente en los últimos años, es necesario avanzar en la integridad y la extensión de las redes de saneamiento general y de alcantarillado municipal y es necesario también seguir reduciendo y atajando los vertidos de origen industrial. Entre las mejoras prioritarias que URA impulsa, destacan:

    • La implantación de nuevas infraestructuras de saneamiento y depuración haya donde sean necesarias aún.
    • La adaptación de sistemas existentes de saneamiento y depuración que favorezcan su eficacia.
    • Mejoras de gestión de los servicios del agua garanticen una suficiente capacidad de gestión técnica y económica de las infraestructuras.
    • Atender la contaminación urbana difusa —relacionados con alivios de tormentas, conexiones erróneas, vertidos aún no recogidos, etc.
    • Actividades encaminadas a la reducción de los vertidos industriales en origen que los sistemas generales de saneamiento no pueden tratar

    Cómo actúa URA

    En materia de vertidos, la planificación hidrológica se encarga de diagnosticar el estado de las masas de agua, caracterizar las presiones a las que están sometidas, fijar las medidas que se han adoptar por parte de las administraciones y agentes para recuperar y conservar el buen estado ecológico y fija una normativa que condiciona los usos de las aguas del territorio.

    Las mayores presiones a las que ha de hacer el territorio de la CAPV al respecto son la contaminación de origen urbano-industrial por la carencia aún de infraestructuras básicas para la correcta gestión del ciclo urbano del agua y la contaminación difusa por la insuficiente conexión de vertidos a los sistemas generales de saneamiento. En menor medida, caben destacarse otras presiones como la gestión inadecuada de recursos ganaderos, aportes de fitosanitarios agrícolas o la mejora de prácticas forestales.

    Todo vertido a aguas territoriales, ya sean aguas residuales industriales o aguas residuales de naturaleza urbana, requiere autorización previa de vertido. El objeto de esta autorización es alcanzar los objetivos ambientales establecidos en la planificación hidrológica para la masa de agua que retorna con el vertido. Por ello, se pueden establecer condiciones de vertido más estrictas cuando sea necesario para el cumplimiento de los objetivos ambientales.

    Trámites

    Dichas autorizaciones se otorgan teniendo en cuenta las mejores técnicas disponibles y de acuerdo con las normas de calidad ambiental y los límites de emisión establecidos en la normativa en materia de aguas.

    A lo largo de 2023 se han tramitado 157  nuevas solicitudes de autorización de vertido o revisión de las mismas y cambios de titularidad. Se han resuelto 153 autorizaciones de vertido (iniciadas en 2023 o antes). 

    Además, se han iniciado 116 consultas, y se ha dado respuesta a 110 consultas de particulares, Administraciones o empresas, en relación con actuaciones a realizar en los ámbitos anteriormente indicados. Por otra parte, se han recibido un total de 170 denuncias de particulares relacionadas con incumplimientos de condiciones de autorizaciones, infracciones, etc. 

    De acuerdo con el censo de vertidos, se ha realizado el seguimiento de aproximadamente 2.861 puntos de vertido autorizados con especial incidencia en las aglomeraciones mayores de 2.000 habitantes equivalentes, y de los puntos de vertido considerados más conflictivos por su posible afección al dominio público.

    A lo largo de 2023 hemos participado en la tramitación de 12 expedientes de AAI (2 nuevas solicitudes y 10 revisión), y se ha resuelto uno.

    Cánones

    Por los vertidos al Dominio Público Hidráulico se abona el canon de vertido destinado a la conservación y mejora del dominio. Actualmente la Agencia Vasca del Agua sólo liquida el canon de cuencas internas del País Vasco.

    En el año 2024, se prevé ingresar en concepto de Canon de Vertidos correspondiente al ejercicio de 2023, un total de 516.193,30 euros. 

    La estimación del canon de vertidos tierra – mar para 2023 es de 873.291,74 euros (variable en función de los Protocolos Opcionales de Seguimiento)

    La Inspección de Aguas es un pilar fundamental de la Gestión del Dominio Público. Su función es comunicar al resto del Ente del Agua las presiones que sufre el Dominio Público, adoptar medidas rurales encaminadas a reducir los impactos sobre las masas de agua y comprobar el cumplimiento de las condiciones que se establecen en las autorizaciones y concesiones que se tramitan.

    Durante 2023 se han realizado un total de 8.445 inspecciones (tanto en DPH como en SPMT), de las cuales 2.894 han sido inspecciones relacionadas con la tramitación de obras, 1.418 inspecciones relacionadas con la tramitación de vertidos ademas de 1.864 muestreos y 1.065 inspecciones relacionadas con aprovechamientos. 

    Durante el mismo periodo se ha informado por parte del servicio de inspección de 70 actuaciones relacionadas con posibles infracciones en materia de vertidos.

    También cabe destacar la labor de atención de avisos realizados por S.O.S. Deiak, en lo referente a vertidos anómalos sin autorización realizados a cauce público y procedentes de todo tipo de actividad, avisos que han sido atendidos por el personal inspector a cualquier hora del día/noche, laboral o festivo, y siempre que ello ha sido requerido. Se estima que durante 2023 se hayan atendido 427 avisos de este tipo.

    Sanciones cuencas intracomunitarias y costas. 

    En relación con la tramitación de procedimientos por infracciones en cuencas intracomunitarias y costas, a lo largo del año 2023 se han incoado 52 expedientes sancionadores, 19 en el área de obras, 25 en el área de vertidos y 8 en aprovechamientos, y se han emitido 46 resoluciones.

    Sanciones cuencas intercomunitarias 

    Respecto a los procedimientos tramitados por infracciones en cuencas intercomunitarias, en el año 2023 se han incoado 53 expedientes sancionadores en sus distintos ámbitos: 25 en obras, 27 en vertidos y 1 en aprovechamientos, y se han emitido 60 resoluciones.

    .

    A continuación se muestran las herramientas para el registro, control y seguimiento de los vertidos autorizados en la CAPV.

    • Ir al censo de vertidos Censo de vertidos:
      Documenta el estado real de un vertido y en definitiva presentan una foto de la situación en cada caso, que requiere de una actualización.
    • Control de vertidos Control de vertidos autorizados En las propias autorizaciones concedidas se especifica la obligación de los titulares de remitir a URA los análisis y caudales con la frecuencia indicada en el mismo documento.
    • Entrar a los datos de analíticas de Urbeha Aglomeraciones: 
      Se aportan los resultados de los análisis de los parámetros más representativos exigidos en la normativa sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas.
    • Entrar a los datos de analíticas de Urbeha Urbeha   El proyecto URBEHA de seguimiento del SARS-CoV-2 en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales de la Comunidad Autónoma del País Vasco tiene como objetivo servir como sistema de alarma temprana para detectar aumentos significativos de la carga vírica y poder servir al Departamento de Salud del Gobierno Vasco como herramienta de toma de decisiones.
    • Acceder a los datos de Ubegi Programa de seguimiento del estado ecológico de las masas de agua de la CAPV: (abre en nueva ventana) las autorizaciones de vertido establecen una serie de condiciones para los vertidos, tanto en lo que se refiere a las características propias del vertido como al medio receptor al que es devuelto el vertido. Este programa de seguimiento permite conocer el estado del medio para poder determinar las condiciones para autorizar el vertido.

    Fecha de ltima modificacin:

    Contenidos relacionados