Ir al contenido

    Sistema Automtico de Informacin Hidrolgica

    El Sistema Automático de Información Hidrológica recoge y sistematiza  los datos foronómicos disponibles en las cuencas hidrológicas provenientes de las distintas estaciones e integra la validación e interpretación de los datos llevada a cabo por el cuerpo técnico.  Ello genera un acervo de datos históricos que ayuda  a conocer el comportamiento de los episodios meteorológicos actuales en la cuenca hidrológica de que se trate,  a la luz de las referencias históricas sistemáticamente recadas.

    Esta  información resulta crucial para los denominados Sistemas de Ayuda a la Decisión (SAD- SAIH), que si bien desarrollan su función a lo largo de todo el año, cobran especial protagonismo en episodios de aguas altas en los que es necesaria una acertada predicción hidrometeorológica.

    Dicha predicción consiste en tratar de predecir cuál será el  comportamiento que un fenómeno meteorológico (lluvia, nieve…) tendrá en una cuenca y cómo se van a comportar los caudales y las escorrentías que vaya  a generar a la luz de la interacción de muchos datos:  la saturación de los suelos, del tipo de suelos (más o menos absorbentes, en función de la presencia de cobertura vegetal o no, urbanizados o no…), de la capacidad de laminación de un posible embalse en la cuenca, de la capacidad de fusión de nieve en función de la temperatura registrada, de la capacidad de almacenaje de la precipitación (en forma de nieve, en los acuíferos de la cuenca…).

    - See more at: http://ura.veiss.info/u81-0003/es/contenidos/informacion/ide-ura/saih/es_docu/saih.html#sthash.2G5AY2R9.dpufEl Sistema Automático de Información Hidrológica recoge y sistematiza  los datos foronómicos disponibles en las cuencas hidrológicas provenientes de las distintas estaciones e integra la validación e interpretación de los datos llevada a cabo por el cuerpo técnico.  Ello genera un acervo de datos históricos que ayuda  a conocer el comportamiento de los episodios meteorológicos actuales en la cuenca hidrológica de que se trate,  a la luz de las referencias históricas sistemáticamente recadas.

    Esta  información resulta crucial para los denominados Sistemas de Ayuda a la Decisión (SAD- SAIH), que si bien desarrollan su función a lo largo de todo el año, cobran especial protagonismo en episodios de aguas altas en los que es necesaria una acertada predicción hidrometeorológica.

    Dicha predicción consiste en tratar de predecir cuál será el  comportamiento que un fenómeno meteorológico (lluvia, nieve…) tendrá en una cuenca y cómo se van a comportar los caudales y las escorrentías que vaya  a generar a la luz de la interacción de muchos datos:  la saturación de los suelos, del tipo de suelos (más o menos absorbentes, en función de la presencia de cobertura vegetal o no, urbanizados o no…), de la capacidad de laminación de un posible embalse en la cuenca, de la capacidad de fusión de nieve en función de la temperatura registrada, de la capacidad de almacenaje de la precipitación (en forma de nieve, en los acuíferos de la cuenca…).El Sistema Automático de Información Hidrológica recoge y sistematiza  los datos foronómicos disponibles en las cuencas hidrológicas provenientes de las distintas estaciones e integra la validación e interpretación de los datos llevada a cabo por el cuerpo técnico.  Ello genera un acervo de datos históricos que ayuda  a conocer el comportamiento de los episodios meteorológicos actuales en la cuenca hidrológica de que se trate,  a la luz de las referencias históricas sistemáticamente recadas.

    Esta  información resulta crucial para los denominados Sistemas de Ayuda a la Decisión (SAD- SAIH), que si bien desarrollan su función a lo largo de todo el año, cobran especial protagonismo en episodios de aguas altas en los que es necesaria una acertada predicción hidrometeorológica.

    Dicha predicción consiste en tratar de predecir cuál será el  comportamiento que un fenómeno meteorológico (lluvia, nieve…) tendrá en una cuenca y cómo se van a comportar los caudales y las escorrentías que vaya  a generar a la luz de la interacción de muchos datos:  la saturación de los suelos, del tipo de suelos (más o menos absorbentes, en función de la presencia de cobertura vegetal o no, urbanizados o no…), de la capacidad de laminación de un posible embalse en la cuenca, de la capacidad de fusión de nieve en función de la temperatura registrada, de la capacidad de almacenaje de la precipitación (en forma de nieve, en los acuíferos de la cuenca…).

    Bajo el requisito de punto de medición hidro y/o meteorológica con posibilidad de conexión automática a un centro de control, existe en la CAPV una amplia red de estaciones implantada y mantenida por las Diputaciones Forales de Gipuzkoa y Bizkaia, la DAEM y URA. Esta Red Conjunta consta actualmente de 107 puntos. Adicionalmente, el sistema implantado en URA recibe datos de 23 estaciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro, 10 estaciones de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y de la información más relevante de la monitorización del embalse de Añarbe.

    La transferencia de datos se efectúa a través de tecnología TETRA (Terrestrial Trunked Radio) reforzada mediante WIMAX para disponer de mayor ancho de banda. Toda la información se almacena en una base de datos Oracle instalada en los servicios informáticos centrales del Gobierno Vasco (EJIE), que cuentan con los mejores estándares de seguridad y una monitorización constante. Ura accede a dichos datos a través de la red corporativa mediante un servidor de enlace situado dentro de EJIE que da paso al Sistema de Previsiones y Alertas Hidrológicas de la CAPV (UHATE).