Ir al contenido

    La ra del Oka reduce hasta en un 84% los niveles de nutrientes desde el cese del vertido de la EDAR de Gernika

    Fecha de publicacin: 

    Vista panorámica de Urdaibai

    Vista panormica de Urdaibai

    • En julio de 2021, el vertido de la EDAR de Gernika se conectó a la EDAR de Lamiaran (Bermeo) mediante los colectores entre Gernika y Bermeo, liberando a la ría de Urdaibai de la carga contaminante de una población equivalente a 30.000 personas
    • La mejora del saneamiento y depuración en Urdaibai ha supuesto una inversión global superior a 125 M€. La Agencia Vasca del Agua y el Gobierno Vasco ya han invertido 70 M€, y esta inversión se incrementará en otros 15 M€ con las obras previstas.
    • Todo ello, ha supuesto una significativa mejora en la calidad fisicoquímica de las aguas, con un importante descenso de los niveles de nutrientes (amonio y fosfatos): condición imprescindible para la recuperación de las comunidades biológicas
    • En el año 2022 se comienza con la gestión digitalizada y avanzada de las redes de saneamiento del sistema Lamiaran por parte del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, aumentando la eficiencia de la gestión de los colectores y reduciendo los desbordamientos en tiempo de lluvia.

    La ría del Oka registra desde 2021 notorios descensos de los niveles de nutrientes (amonio y fosfatos), especialmente en su parte más interna como consecuencia del cese del vertido de la EDAR de Gernika. Dicho cese se logró mediante la conexión a la EDAR de Lamiaran de los vertidos de Sukarrieta y Busturia en 2019, y de la EDAR de Gernika en el verano de 2021: dos puntos de inflexión en el saneamiento del estuario del Oka.

    La EDAR de Gernika se situaba en la zona interior del estuario del Oka, y presentaba un funcionamiento inadecuado que daba lugar en el medio acuático a concentraciones muy elevadas de amonio y fosfato y bajos valores de transparencia y oxígeno disuelto. Frecuentemente, en esa zona los indicadores biológicos de fitoplancton (organismos fotosintéticos que viven dispersos en el agua, eslabón de la cadena trófica) y macroinvertebrados bentónicos (organismos que habitan el fondo de los ecosistemas acuáticos) reflejaban un mal estado, lo que implicaba recurrentes incumplimientos de los objetivos ambientales en el periodo 2013-2020.

    Sin embargo, en el periodo 2021-2022, coincidiendo con el cese del vertido de la EDAR de Gernika, los valores medios de amonio, ortofosfato, nitrato y saturación de oxígeno reflejan un muy buen estado fisicoquímico en las tres estaciones de control del estuario, y, por tanto, una manifiesta mejora de la situación y cumplimiento de los objetivos medioambientales establecidos. Los cambios más evidentes se dan en la zona interior del estuario, donde la reducción de niveles de amonio ha sido del 84% y de fosfatos del 76%.

    La mejora de la calidad fisicoquímica de las aguas está provocando que las comunidades biológicas del estuario del Oka (fitoplancton y macroinvertebrados bentónicos) comiencen a mostrar signos de recuperación. Con la futura estabilización del buen estado fisicoquímico de las aguas es previsible una evolución favorable de estas comunidades biológicas, lo que en su conjunto permita alcanzar el buen estado ecológico del estuario del Oka.

    Además, junto con este avance hacia la consecución de los objetivos medioambientales y gracias también a la gestión avanzada de las redes de saneamiento por parte del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia se mejorará indudablemente la situación sanitaria de las playas del estuario, las calificaciones de las zonas para la producción de moluscos y el estado de conservación de las Zonas de Especial Conservación y, por tanto, el conjunto de objetivos que persigue la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

    Saneamiento de Urdaibai

    Las mejoras del saneamiento y la depuración de las aguas residuales en la comarca de Urdaibai buscan alcanzar el buen estado ecológico de las aguas del estuario del Oka, un espacio de grandes valores medioambientales; y han supuesto una inversión global de más de 125 M€, de los cuales, la Agencia Vasca del Agua y el Gobierno Vasco han invertido 70 M€ (se incrementarán en otros 15 M€ con las obras previstas entre Muxika y Ajangiz). En concreto:

    En 2013 se dieron por finalizadas las obras de tres tramos del colector general de la margen izquierda, la columna vertebral del saneamiento (tramo Mundaka-depuradora de Lamiaran, Sukarrieta-depuradora de Lamiaran por túnel; y Busturia-Sukarrieta). Estas obras se enmarcan en el convenio de colaboración firmado en 2003 entre Agencia Vasca del Agua (URA)-Gobierno Vasco y el Consorcio de Aguas de Busturialdea. URA-Gobierno Vasco financió las obras con 35 M€ y el Consorcio de Aguas de Busturialdea las ejecutó.

    En 2014 se puso en servicio la EDAR de Lamiaran (con una población de diseño de 64.000 h.e.) para dar servicio inicialmente a Bermeo y Mundaka. Esta infraestructura fue financiada íntegramente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. De la inversión total de 25 M€, se destinaron 5 M€ a la construcción de un emisario submarino en Bermeo, finalizado en 2015, que transporta las aguas depuradas al mar a 1 Km de la costa, y, por tanto, fuera de los límites del estuario del Oka.

    A raíz del convenio de colaboración entre URA-Gobierno Vasco y el Consorcio de Aguas de Busturialdea firmado en 2015, con la financiación y ejecución de URA, se han finalizado los siguientes proyectos de colectores:

    Acondicionamiento del tramo del colector general de la margen izquierda entre Sukarrieta y la EDAR de Lamiarán, incluye la construcción de una estación subterránea de bombeo de aguas residuales en Sukarrieta. Finalizada en 2018 contó con un presupuesto de 15 M€.

    Construcción del tramo de Gernika-Lumo a Busturia, (incluyendo varios colectores y ramales secundarios que recogen las aguas residuales de algunos barrios de Murueta). Finalizada en julio de 2021 contó con una inversión de 18 M€.

    En estos momentos y en el marco del citado convenio de 2015 ahora con la participación del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, está en curso la construcción en Ajangiz de un tramo adicional de colector (colector Ajangiz-Gernika), que permitirá derivar las aguas residuales de parte de la margen derecha de la ría a la EDAR de Lamiaran, así como suprimir el mayor vertido industrial autorizado de la ría. Las obras siguen su curso y cuenta con un presupuesto de 2,5 M€.

    Por último, actualmente URA está redactando el proyecto para acometer el tramo del colector entre Muxika-Ajangiz, incluyendo también varios colectores y ramales secundarios que recogen las aguas residuales de algunos barrios de Muxika y de las zonas industriales de Arane Industrial y la situada en el cruce de las carreteras Gernika-Bermeo con la de Muxika-Mungia y tres estaciones de bombeo, dos en la red principal y una para la incorporación al colector del vertido de Arane Industrial. El presupuesto estimado de esta actuación rondará los 15 M€.

    Adicionalmente al citado convenio, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia esta inmerso en una inversión de 2,9 M€ a través del proyecto URDATA financiado parcialmente a través de los fondos Next Generation, para la digitalización de los sistemas de saneamiento de Busturialdea. Además, se encuentra elaborando los proyectos y estudios para la mejora del proceso en el sistema de saneamiento de Lamiaran y la conexión de la fosa de Natxitua y Angelutxu a la EDAR de Ea con una inversión conjunta prevista superior a los 10M€.