Mantenimiento de cauces

En la Comunidad Autónoma del País Vasco existen 147 ríos, que transportan un promedio de unos 5300 Hm3 de agua al
año. Más de mitad del agua que precipita en el territorio y que no se evapora. Esos ríos no son simples
canales del agua si no que, contrariamente a lo que se piensa cumplen valiosísimas funciones ecosistémicas.
Por eso URA dispone de un servicio de mantenimiento de cauces con el que promueve su mejora ambiental.

Zona inundable

La constituyen los terrenos que pueden resultar inundados durante las crecidas no ordinarias de los lagos, lagunas,
ríos o arroyos; se trata de una zona que abarca más allá que el cauce ordinario. Teóricamente se delimita hasta
donde ocuparían las aguas de las crecidas extraordinarias; es decir las crecidas con un período de retorno
de 500 años (esas cuya probabilidad de que ocurra es de una cada 500 años).

Zona de servidumbre

Los 5 primeros metros se conocen como zona de servidumbre. Es la zona de la margen donde más se restringen los usos.
Esa restricción de uso en zona de servidumbre vela por la protección del medio acuático, el paso público y la facilitación
de los servicios de vigilancia y mantenimiento. De ahí que no se pueda construir ni edificar en la misma.
En los posteriores 100 metros, se establecen condiciones específicas a actividades y usos de suelo (como actividades
que afecten al relieve, o la extracción de áridos entre otros). En especial, se ha de garantizar que los usos
sean compatibles con la recurrencia de las crecidas que pueden afectar a las zonas inundables.

Nivel de máxima crecida ordinaria

Es el nivel máximo que alcanza el río en las crecidas ordinarias, en años de lluvias normales. O dicho de otra forma,
es el nivel que alcanza la media de las mayores crecidas del río de los últimos 10 años.

Cauce del río

El cauce de un río lo compone el terreno que cubre la máxima crecida ordinaria. Es decir, incluye tanto el cauce de
aguas bajas como las riberas. El cauce del río y las riberas son parte del Dominio Público; por definición no se puede
comprar, ni vender; por tanto, su ocupación y uso debe de conllevar una previa concesión. Se trata de un espacio
donde se ha de priorizar la conservación y la mejora medioambiental. Asimismo, se ha de favorecer su mayor
capacidad posible de desalojo de las aguas altas y su mayor capacidad de transporte de sedimentos.

Ribera

Las riberas son el territorio adyacente que abarca desde el borde de la corriente de aguas bajas hasta donde alcanza
el agua en una crecida ordinaria. El cauce del río y las riberas son parte del Dominio Público, donde se ha de priorizar
la conservación medioambiental, en general; y la continuidad de la vegetación de ribera autóctona, en particular.
En su estado ideal, el cauce y las riberas deberían albergar vegetación de ribera, pozas, madera en el cauce, acarreos...
Amén de los sedimentos y nutrientes que contiene y los seres vivos que alberga.

Márgen

Donde terminan las riberas, arrancan las márgenes, que acogen el dominio privado. No obstante, en los 100 primeros
metros, los usos que pueden acoger las márgenes están sujetas a condiciones debido a que buena parte
de estos terrenos son zonas inundables en avenidas extraordinarias.
Pulsa sobre los botones
para saber más

Las partes de un río

"Un río es algo más que un accidente geográfico, una línea en un mapa o una parte fija del terreno. No
puede considerarse solamente desde el punto de vista geológico y topográfico. Un río es algo con vida
propia, con energía, con movimiento. Algo cambiante." Earl B. Phelps.
PERFIL DEL RíO
Zona de policía
100m
Zona de policía
100m
Ver área ampliada

Las partes de un río