Los diferentes estados de un río

La forma en que se trabaja en el mantenimiento de un río varía mucho en función de su grado de artificialización y
de la ocupación de sus márgenes. En un río nada o poco artificializado, la dinámica fluvial se asienta a voluntad
en el territorio. Las crecidas fluviales no generaran impactos por inundación de infraestructuras y puede hacer
suyas las llanuras de inundación a voluntad. No obstante, la CAPV se caracteriza por ser un pequeño territorio
densamente poblado, de abrupta orografía en la que los fondos de los valles por donde transitan los ríos, están
fuertemente ocupados por infraestructuras necesarias para la ciudadanía. Y la consecución de los objetivos
medioambientales ha de convivir con la promoción de la seguridad de la población e infraestructuras
consolidadas en estos fondos de los valles, muchas de ellas zonas inundables.
Navega por el rio para conocer más
sobre los diferentes estados
Nacimiento
Natural
Parcialmente modificado
Totalmente modificado

Estado natural

Ha sufrido pocas alteraciones en cuanto a su forma. Sus márgenes no
han sido artificializadas, se conserva la conectividad longitudinal (no
hay presas, derivaciones, obstáculos al libre fluir de las aguas) y horizon-
tal (las llanuras de inundación no están ocupadas).
Ver imagen

Parcialmente modificado

Es un tramo donde las riberas han sido parcialmente modificadas por
muros o escolleras, si bien conserva el lecho natural; se pueden
observar la presencia de construcciones en el cauce que pueden
dificultar el libre fluir de las aguas y las llanuras de inundación
naturales han sido parcialmente ocupadas.
Ver imagen

Totalmente modificado

Son aquellos tramos, por ejemplo, encauzados por cajones verticales,
donde las llanuras naturales de inundación están intensamente
ocupadas por usos sensibles que ahora se han de defender
respecto a la recurrencia natural de las crecidas.
Ver imagen