Ir al contenido

    URA y el Ayuntamiento de San Sebastin acometern la defensa ante inundaciones del Urumea en Loiola ante el futuro desarrollo en los terrenos de los cuarteles

    Fecha de publicacin: 

    Consejera, Alcalde de Donostia y Director de URA sujetando cartel con la infografía de la obra
    • Firman un convenio para articular la acción conjunta en el tramo bajo del Urumea, que contribuirá a la disminución de la inundabilidad en ese entorno urbano 
    • Se acondicionará la integración entre el río y la nueva trama urbana que emergerá en el terreno de los cuarteles; y se restaurarán las márgenes con taludes tendidos y revegetados 
    • Asimismo, se definirá tanto la sustitución del puente de Cuarteles (Urdinzu), como la construcción de uno nuevo ajustado al nuevo ancho de cauce

    El Ayuntamiento de San Sebastián y URA han firmado un convenio de colaboración para la redacción del Proyecto de defensa contra inundaciones y acondicionamiento ambiental en el río Urumea en el entorno de cuarteles de Loiola. Dicho convenio tiene por objetivo regular las condiciones en las que se acometerán tanto los necesarios y previos estudios hidráulicos y de inundabilidad del rio Urumea en todo el entorno de cuarteles de Loiola, así como la elaboración del proyecto constructivo que defina las actuaciones necesarias en el río Urumea entre el puente de Euskotren y el de Espartxo (o Txomin), como parte de las medidas de protección ante inundaciones de este tramo urbano del río. 

    Tras la firma del convenio, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia; el alcalde de Donostia-San Sebastián, Eneko Goia; y el director general de la Agencia Vasca del Agua, Antonio Aiz; han visitado el emplazamiento y compartido los detalles del acuerdo.

    La futura actuación por definir en el proyecto dotará de mayor sección al río en el citado tramo; para lo cual se ampliará el curso practicando un parque fluvial mediante la construcción una berma:  es decir, un espacio en la margen por debajo de su cota actual, que facilitará la transición entre el río y la futura trama urbana. Dicha actuación, habrá de ir acompañada de la adecuación ambiental o naturalización del río en ambas márgenes. 

    Asimismo, se sustituirá el actual puente de Cuarteles (Urdinzu) por otro adecuado a la nueva sección del cauce del río, evitando así un obstáculo a los caudales de los episodios fluviales-marinos de aguas altas, y se construirá un segundo puente que cumpla con las mismas condiciones. 

    El conjunto de las actuaciones busca reducir la extensión y la intensidad de la inundabilidad de todo el entorno, amén de procurar una mejora medioambiental en el tramo fluvial- estuarino del Urumea y generar las condiciones para la creación de una nueva trama urbana social y medioambientalmente integradora

    A la luz del convenio: 

    • URA adquiere el compromiso de realizar todos los estudios hidráulicos y de inundabilidad necesarios; de contratar y dirigir la redacción del “Proyecto de defensa contra inundaciones y acondicionamiento ambiental en el río Urumea en el entorno de cuarteles de Loiola”; y muestra su voluntad de financiar a su cargo los posteriores costes efectivos de la contratación y dirección de los trabajos. 
    • El Ayuntamiento de San Sebastián se compromete facilitar a la Agencia Vasca del Agua la información y documentación que obre en su poder y que sea necesaria para la redacción del proyecto; y a colaborar técnicamente con la Agencia Vasca del Agua durante la realización de los estudios y proyecto objeto del Convenio. 
    • El presupuesto de la redacción del proyecto se estima en 300.000 €, IVA incluido, y tendrá un plazo de 10 meses para ser acometido. 

    La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, ha puesto en valor el “trabajo continuo y el compromiso mostrado por URA en Donostia” en referencia a la actuación para defender Martutene de las crecidas “con 10 años de actuaciones ejecutadas en el Urumea en dos fases y un presupuesto global de 32 millones de euros”. Tapia ha confirmado que “el compromiso de URA es completar en breve, aguas arriba, las actuaciones pendientes en la zona de Astigarraga-Hernani-Ergobia; pero sin duda, la mayor oportunidad que se abre para la ciudad de Donostia es la recuperación del espacio de los cuarteles para la ciudadanía”.

    Tapia ha defendido que “el nuevo desarrollo urbanístico e hidráulico deben ir de la mano, es momento de que el rio Urumea pase de ser un problema una oportunidad; nuestras ciudades han crecido sin integrar de forma correcta el medio hidráulico, hemos pasado muchos años dando la espalda al rio, ahora es momento de volver a mirarlo de frente y entenderlo como un nuevo espacio de oportunidad; más si cabe en Loiola, donde la configuración actual de los cuarteles no nos ha posibilitado mejorar la mancha de inundabilidad”. La consejera ha avanzado en el marco del convenio, “el equipo técnico de URA se pone a trabajar desde ya” en elaborar la mejor solución hidráulica para el barrio de Loiola, “con un aval de haber realizado un trabajo previo exitoso en Martutene”. Por último, Tapia ha adelantado que se avanza en una solución para el barrio de Okendotegi “no solo participamos en el diseño de los futuros desarrollos urbanísticos; desde URA estamos trabajando en dar una solución efectiva a un entorno ya consolidado como Okendotegi”.

    Al respecto, URA tiene redactado el “Proyecto de acondicionamiento hidráulico de la regata Errekabeltza del barrio Okendotegi de Donostia” (a falta de su aprobación definitiva) para mejorar la función hidráulica y la capacidad de desagüe a lo largo de 300 m de la regata, permitir la circulación de caudales de avenida sin que ello origine afecciones en el barrio, y promover la mejora de las condiciones ambientales del cauce y de su entorno.

    El alcalde de Donostia / San Sebastián, Eneko Goia, ha señalado que el convenio URA "es el primer paso efectivo para la transformación de todo el ámbito de Loiola, hoy ocupado por los cuarteles, por lo que podemos asegurar que esta es la primera piedra del futuro barrio". Goia ha remarcado que URA ha realizado diversas intervenciones en la vega del Urumea en su tramo donostiarra "con inversiones millonarias, que han rebajado notablemente el riesgo de inundabilidad. Sin embargo, queda una zona en la que actuar, y es la que actualmente ocupan los cuarteles. Con este convenio, vamos a encauzar los trabajos dirigidos a disminuir la inundabilidad de un ámbito que en un futuro albergará un nuevo espacio urbano". 

    El alcalde cree que las intervenciones de la Agencia Vasca del Agua, además de reducir el riesgo, "van a posibilitar una mejor integración del río en el entorno urbano, aprovechando mejor su potencial e integrando el cauce fluvial en la vida de la ciudad, de forma que este sea más accesible". "Es, por tanto, una intervención con un doble fin: mejorar la seguridad y mejorar la integración y el acceso al río, integrándolo en el futuro barrio que ya empezamos a soñar", ha señalado.

    Infografía de las obras de Loiola