Ir al contenido

    La Mesa de Agricultura y Cambio Climtico adopta medidas referidas al riego y los forrajes ante una escasez de agua que no amenaza el abastecimiento, pero golpea al Sector Primario

    Fecha de publicacin: 

    Participantes de La Mesa de Agricultura y Cambio Climático
    • El Gobierno Vasco ha reunido la Mesa de Agricultura y Cambio Climático porque las previsiones exigen anticipación y acompañamiento al sector
    • Agricultura: Regadío y secano se ven afectados por la falta de agua que ya provocó el año pasado una merma del 30% en las cosechas de grano
    • Ganadería: La pérdida de producción de hierba en relación con un año normal podría alcanzar el 50%, agravada por la situación negativa de mercados cercanos como Navarra, Aragón o Lérida, y los altos precios en mercados internacionales
    • Se refuerzan medidas para optimizar el riego existente y poner nuevos sistemas donde sea necesario, así como incentivar la producción de forrajeras y su compra fuera de Euskadi si fuera necesario
    • Euskadi cuenta con un nivel de reserva de agua suficiente para más de un clico anual completo, pero el cambio climático es una realidad y ya afecta a la actividad agraria y ganadera

    El Gobierno Vasco ha reunido esta mañana la Mesa de Agricultura y Cambio Climático, y junto con el resto de instituciones y el sector, ha analizado la situación que atraviesan las explotaciones agroganaderas, que viven momentos complicados por la subida de precios de las materias primas y agravados con la falta de agua de los últimos meses.

    Presidida por la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, la mesa ha valorado que, si bien la sequía no ha afectado de momento a toda la sociedad vasca, sí golpea con dureza a los profesionales de la agricultura y ganadería. El cambio climático es una realidad y las previsiones exigen anticipación y acompañamiento al sector.

    URA, Agencia Vasca del Agua, señala, en un informe fechado el 17 de mayo (*), que los volúmenes almacenados en los embalses de Euskadi oscilan entre el 71 y el 100 %. La situación actual es menos favorable que la de hace un año, el 9 de mayo de 2022, en la que los niveles de llenado oscilaban entre el 81 y el 100 %. Por tanto, el almacenamiento es menor que lo habitual en estas fechas, y aunque sigue suponiendo una situación que no conduce a adoptar, en este momento, medidas de emergencia referidas al abastecimiento que sigue estando garantizado para más de un ciclo anual completo, hay que tener en cuenta el impacto que esta tendencia está teniendo ya en los ecosistemas.

    Tras la valoración y el diagnóstico detallado del momento actual, se ha planteado una batería de iniciativas que contribuirán a mitigar los problemas que la falta de agua puede provocar en la alimentación del ganado y el mantenimiento de las huertas.

    Medidas planteadas

    • Guías de buenas prácticas de riego para cultivos:

     Desde NEIKER se han elaborado unas guías donde aportan prácticas de riego para cultivos (patata, remolacha, vaina, etc.) para que se puedan desarrollar de manera más eficaz posible.

    • Habilitar nuevos regadíos: Analizar requerimientos hídricos y administrativos (URA) para la concesión de nuevos permisos en zonas de la vertiente cantábrica para cultivos forrajeros, que normalmente son en secano.
    • Se plantea sembrar forrajes como cultivos secundarios y por otro, se tomarán medidas de siega en verde para forrajes de cultivos que tradicionalmente se destinan a grano (cereales, guisantes, cultivos fijadores de nitrógeno, etc.).
    • Incentivar la implantación de cultivos forrajeros en terrenos pertenecientes a áreas abastecidas por balsas en las que hay más agua que las necesidades de los cultivos implantados actualmente.
    • Adquirir forraje seco fuera de Euskadi, que cubra un porcentaje de la producción local de forraje.
    • Se volverá a reactivar para la adquisición de forraje para las explotaciones de Euskadi el instrumento financiero existente habilitado el año pasado ante la guerra de Ucrania.
    • Agenda planificada con los suministradores de piensos y forrajes del sector ganadero para coordinar y analizar la reserva que tienen y las previsiones en compras cerradas que puedan tener para saber la necesidad real de aprovisionamiento extra (septiembre/octubre).

     Medidas estructurales

     Medidas para la mejora de la eficacia en la gestión del agua:

    • Reducción de fugas en las redes y digitalización de los sistemas de control y seguimiento.
    • Profesionalización de los entes gestores y mejora de su capacidad técnica y económica
    • Sensibilización para el uso responsable y el ahorro del agua a través de campañas y nuevas guías de buenas prácticas de riego

     Completar y reforzar las infraestructuras necesarias

    • Priorizar las actuaciones establecidas en los planes hidrológicos para la adaptación al cambio climático tanto en materia de resiliencia ante seguías como a inundabilidad
    • Mejorar y reforzar los sistemas de regadío

    Activación de los planes especiales de seguía y sus medidas de manera gradual. Por ejemplo:

    • Activar reservas de caudales
    • Flexibilizar caudales ecológicos

    Informe de Situación

    En Bizkaia, salvo en septiembre y noviembre, el resto de los meses de 2022 la precipitación fue menor que en la media de los 30 años de referencia. De media, el total anual de precipitación se sitúa en 1.214,10mm, sin embargo, en 2022 cayeron 819,6mm, es decir un 32% menos. Este año comenzó muy lluvioso, muy por encima de la media, no obstante, en febrero y marzo las precipitaciones han sido un 52% y 72% menores respectivamente en comparación con la media.

    En Gipuzkoa, la situación y evolución es idéntica a la plasmada en Bizkaia. La diferencia de 2022 sobre un año medio es del -25% y -19% a lo largo de 2023. De igual manera, enero fue un mes más lluvioso de lo habitual, pero febrero y marzo no alcanzan ni siquiera el 50% de un año medio.

    La situación en Álava es diferente ya que las precipitaciones han sido más escasas y por zonas las afecciones también varían. En el caso de la Llanada Alavesa, prácticamente en todos los meses del 2022 la precipitación ha sido menor que en la media de los 30 años de referencia. De media, en el total anual precipitan 824.70mm, sin embargo, en 2022 sólo llegó a los 480.5mm. En montaña Alavesa la situación es similar que en la llanada y en la comarca de Rioja Alavesa, también la precipitación ha sido bastante menor que la media, pasando de 499.70mm de media a los 231.9mm este año. Por último, los Valles Alaveses (Ribera Baja y Ribera Alta), además de la afección de la sequía, han sido afectados por las heladas primaverales.

    Se ha contactado con todas y cada una de las comunidades de regantes para estimar su disponibilidad actual de agua y su demanda en función de las hectáreas regables sembradas en esta campaña.

    Impacto Agricultura:

    Como consecuencia de esta situación tanto la agricultura de regadío, como la de secano, se va a ver afectada. Ya son 13 meses ininterrumpidos donde la pluviometría en las comarcas del interior de Euskadi es inferior a un mes tipo.

    La situación actual agrava una situación que se remonta a más de un año y medio atrás en Araba. Las elevadas temperaturas y la falta de agua pueden perjudicar seriamente el llenado del grano, dejando así una oferta de cereales escasa considerando que la oferta del año pasado fue un 30% menor. La sequía está provocando mayores necesidades de riego en la nascencia de las próximas sementeras (maíz, girasol) y en las ya realizadas (patata o remolacha).

    Existe un claro déficit de agua en la Rioja Alavesa y en la Llanada. En Rioja Alavesa la situación es delicada debido a la imposibilidad de bombeo de agua de diferentes afluentes. En el caso de la Llanada, las balsas no se han llenado durante el invierno debido a la ausencia de precipitaciones y al uso acuciado de agua durante la campaña anterior.

    En Valles la situación es mejor, por un lado, por una menor superficie de regadío y al buen nivel de las balsas. En la Montaña Alavesa la situación es similar, con un ligero déficit en la comunidad de regantes de Quintana e Iturrieta.

    En la Llanada, las capacidades totales de las balsas están bastante ajustadas a la superficie demandante de agua, es por ello que a pesar de estar al 72% presentan un déficit importante.

    Uno de los efectos que ha sucedido, en vista de la falta de agua de riego, es que se están reduciendo la superficie de cultivos de regadío por cultivos de secano, cultivos con un menor valor añadido, como puede ser el girasol, reduciendo la superficie de patata, remolacha y maíz.

    Impacto Ganadería

    La ganadería extensiva depende de los pastos y cultivos forrajeros para su sostenimiento. Asimismo, tanto la ganadería intensiva como la extensiva, utiliza piensos y forrajes comprados, cuya carestía y precios altos se acentúan en épocas de sequía.

    Actualmente, la situación de los forrajes es la siguiente, según lo que nos han transmitido, fundamentalmente los Centros de Gestión:

    Araba y Bizkaia:

    • Teniendo en cuenta que en el primer corte se obtiene la mayor parte de la producción de hierba y viendo la situación de sequía en estos momentos, se podría estimar que la pérdida de producción en relación con un año normal podría alcanzar entorno al 50%. Hay que tener en cuenta que el primer corte se produce en torno al 80% de la producción total cosechada, con lo cual, hoy en día se podría estimar un daño del 40% de la producción.
    • En cuanto a los pastos, se observa una menor cantidad de hierba, bastante más bajo a un año normal. Hay que tener en cuenta que los pastizales de montaña y los pastos comunales ofrecen sustento para todo el verano para el vacuno de carne, ovino, caprino y equino.
    • Por su parte, los cultivos forrajeros (maíz forrajero, girasol, sorgo, resiembra de praderas, etc.), los ganaderos están muy preocupados porque la tierra está compactada y seca por lo que algunos se están pensando si sembrar los forrajes de verano. Por un lado, por la dificultad de la siembra con estas condiciones del suelo y por otro, la poca o nula nascencia en estas condiciones junto con las previsiones de lluvia a corto y medio plazo.  

    Última hora ARABA

    Situación por comarcas, referido a cultivos en secano (cereal fundamentalmente y viñedo en rioja) tras las últimas lluvias de mayo:

    • Llanada Alavesa occidental (alrededor de Vitoria hacia Salvatierra), está perfecta se espera buena cosecha. Pérdidas estimadas:0%
    • Llanada Alavesa oriental (del aeropuerto hacia el este (Trespuentes, Martioda, etc): recuperándose, se espera una pérdida de cosecha del 10-20%
    • Montaña Alavesa (zona de Iturrieta y Valle Harana): está recuperada excepto las fincas de suelos de poca profundidad, pero no se estiman pérdidas significativas.
    • Valdegovía zona alta (de Espejo hacia Valdegovía): recuperada, semejante a Montaña alavesa. No se esperan grandes pérdidas.
    • Valdegovía zona Baja y Lantarón (Zambrana, Ribavellosa,…): situación muy complicada, el déficit pluviométrico sigue muy alto. Pérdidas estimadas de más del 40%
    • Lantarón sur y Rioja alavesa: situación extrema, la pluviometría de los últimos días ha sido muy baja y seguimos en situación de riesgo extremo.

    Gipuzkoa:

    • Ha llovido bastante 3 días seguidos y se ha podido salvar el primer corte, aunque también hay merma (alrededor de un 20%). Aun así, comentan que, si no llueve para los siguientes cortes, van a necesitar más de lo normal.
    • Tienen pánico de cara al aprovisionamiento de otoño. En Gipuzkoa quien más o quien menos compra forraje (maíz) en otoño y si no llueve y sus producciones bajan van a necesitar más
    • En cuanto al forraje de verano, no han empezado, lo harán ahora en mayo, pero preocupados si no llueve lo suficiente de aquí a septiembre por la caída de producción por lo que van a requerir más de lo habitual.
    • En vacuno carne, debido a que utiliza mucha paja, también puede ser un problema si merma la producción, ya que puede faltar.

    Expectativas:

    • Negativas en cuanto a la oferta de productos sustitutivos al forraje local, ya que de las regiones exportadoras habituales (Navarra, Aragón, Lérida, etc.) llegan noticias de situación crítica y de falta de forrajes por la sequía y posibles restricciones de agua si continua esta situación.
    • Negativas en cuanto a la situación geopolítica internacional, que indican escasez de oferta y altos precios.
    • Preocupación en vacuno leche ante la previsión de bajada de precio pagado por la leche con el incremento de coste de forrajes y otros inputs que van a tener que hacer frente.
    • En cuanto al maíz dulce proveniente de Francia, hay mucho miedo a que en este país también la sequía afecte (menos producción) y que haya más demanda por lo que no puedan asegurar el suministro.

    * Informe de situación de la sequía en Euskadi. URA (Agencia Vasca del Agua). 17 de mayo 2023.